El paso del tiempo suele provocar un cierto descolgamiento de la piel, sobre todo en el área de las mejillas y del cuello. Actualmente existen diversas técnicas para poder solucionarlo. Una de las más eficaces y que además no conlleva una intervención quirúrgica es la radiofrecuencia.

El tratamiento de radiofrecuencia produce un calentamiento de las capas más profundas de la piel. El calor generado inmediatamente consigue un estiramiento del tejido cutáneo, permitiendo así reducir los signos de flacidez y dejar una piel tersa. Además, la energía de la radiofrecuencia actúa sobre el colágeno y estimula su síntesis, por lo que sus efectos se prolongan en el tiempo.

Esta técnica también puede utilizarse en otras zonas que, por el paso del tiempo o por el estiramiento de la piel, presentan flacidez, como en la zona del abdomen o cara interna de brazos.

Uno de los tratamientos de rejuvenecimiento facial menos invasivo, pero no menos eficaz, es la radiofrecuencia facial. Consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas que rejuvenecen el aspecto facial, provocando una contracción de la piel del rostro y mejor definición del óvalo facial. También sirve para reducir o eliminar los signos inflamatorios del acné.

Este método consigue, además, eliminar las líneas de expresión y las arrugas de la cara, aportando así un aspecto más juvenil y cuidado a tu rostro. Los resultados se aprecian de forma gradual, hasta alcanzar su plenitud entre dos y seis meses después de finalizado el tratamiento. Es un procedimiento muy seguro, cuyos efectos suelen mantenerse durante varios años. Poco a poco, y de forma duradera, la piel se mostrará más joven, suave y elástica.

Resumen de beneficios:

  • Otorga inmediata frescura y un aspecto terso y lozano al rostro
  • Corrige la flacidez
  • Contrae y afirma los tejidos
  • Define el óvalo de la cara
  • orrige bolsas y ojeras
  • Reduce la llamada “papada”
  • Reafirma la piel de los párpados
  • Brinda una mayor luminosidad

Tiempo de tratamiento: 45-60 minutos.

Apreciación de resultados: Inmediatos (también depende del estado en el que se encuentre el colágeno de la persona).

Número de sesiones: 4-6 (depende del estado de cada persona).

Es conveniente poder realizar sesiones de radiofrecuencia de mantenimiento cada 3 o 4 meses, para favorecer la constante generación de colágeno y así mantener el los efectos del tratamiento facial mucho más tiempo.

El objetivo conjunto del tratamiento con radiofrecuencia corporal es combatir la celulitis, reducir volumen y mejorar el aspecto tanto estético como funcional de la piel y el tejido celular subcutáneo. Con el paso del tiempo el fibroblasto deja de trabajar con su intensidad habitual y comienzan a aparecer los primeros signos de flacidez. La radiofrecuencia corporal se debe combinar con un tratamiento de masaje corporal reafirmante.

Resumen de beneficios:

  • Mejora sensible de la flacidez corporal
  • Reducción localizada de la grasa
  • Figura más estilizada
  • Favorece el drenaje linfático de la grasa
  • Formación de nuevo colágeno adquiriendo mayor firmeza
  • Aumenta la circulación de la zona, mejorando el metabolismo.

Tiempo de duración del tratamiento: 40-120 minutos, según zona.

Apreciación de resultados: Efecto flash desde la primera sesión.

Duración de los efectos: Largo plazo.

El número de sesiones total puede variar tanto por las características propias de cada persona, como por los objetivos que se persigan. En general se obtienen unos resultados aceptables entre 10 y 12 sesiones.

¿Necesitas más información?

Si tiene cualquier pregunta o consulta que necesita aclarar, no dudes en ponerse en contacto con nosotros.